¿Quién manda aquí?

He tardado muchos años en comprender la falsa dualidad capitalismo/izquierdismo. A la vista está, hoy más que nunca, que ambos son las dos caras de una misma moneda. Los dos brazos complementarios -y asombrosamente astutos- de las élites.

Mientras, en efecto, el izquierdismo (también llamado progresismo o pensamiento único, entre otros eufemismos), programa las mentes de millones de personas para mantenerlas políticamente homogéneas y sumisas, el capitalismo las explota con facilidad y les vende sus infinitos -y mayoritariamente superfluos- productor y servicios. Así ambos se ayudan mutuamente y expanden su poder sobre la tierra.

Un negocio perfecto.

Por eso progresistas y megacapitalistas, aunque fingen "odiarse", se sientan juntos en las mismas cumbres y construyen a dúo su terrorífico Orden Mundial.

© JOSÉ LUIS CANO GIL
Psicoterapeuta y Escritor
Se permite reproducir el texto indicando el autor y/o enlace.