La normalización del maltrato

Los políticos se esfuerzan en "normalizar" los trastornos mentales, como si éstos fuesen problemas físicos o sociales, y no secuelas de la violencia familiar (en sentido amplio). ¿Cómo se puede normalizar el maltrato familiar? Sólo, en mi opinión, desde una formidable resistencia a la realidad, por toda clase de motivos. Por ejemplo:

1) La psicología intrínsecamente autoritaria y tabú de la institución familiar (el "Cuarto Mandamiento"). 

2) El hecho de que millones de personas guardan secretos, es decir, están involucradas como víctimas o como verdugos en experiencias de maltrato familiar, y en toda clase de neurosis encubridoras.

3) La fantasía de que las secuelas del maltrato dependen de su tipo y frecuencia (lo que sólo es cierto a medias). Incluso el desamor inconsciente sin muestras visibles ni, mucho menos, delictivas, puede causar daños psíquicos irreparables en los hijos. Ninguna cantidad de maltrato es inocua.

4) El pánico humano al sufrimiento, tanto propio como ajeno.

5) La necesidad política de impedir cualquier revisionismo y liberación respecto a los secretos institucionales (ya sean éstos familiares, sociales, etc.).

6) Los negocios de la "salud mental", que se limitan a explotar los trastornos de la gente (e incluso a patologizar a la gente sin trastornos), sin la menor intención de solucionarlos y prevenirlos.

7) Etc.

De este modo, en vez de concienciar y remediar el maltrato y sus consecuencias, los estados simplemente lo "normalizan". Es decir, lo dan por sentado.