Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2021

La Niebla

Imagen
La falta de información genera ignorancia. Una sola fuente de información produce fanatismo. Varias fuentes de información promueven inteligencia. Muchas fuentes informativas estimulan el sabio escepticismo... Pero masivas fuentes de información generan hastío, náusea y regresión a la ignorancia. Y éste es precisamente el Plan (diseñado o inconsciente). Ocultar las verdades indispensables con millones de mentiras y verdades triviales. Matar la realidad con sobredosis de datos. Sumir al mundo en una Niebla Total contra el conocimiento.

Un sueño loco

Me gustarían unos medios de comunicación (radio, televisión, cine, series, internet) constituidos principalmente por...  Mujeres serenas, cordiales y seguras de sí mismas... no ansiosas, hostiles o retadoras. Hombres fuertes y sensibles... no duros, ni blandos, ni infantiles. Relaciones de amistad, confianza y colaboración... no perpetuamente en conflicto, rivalidad o lucha. Amores tiernos con o sin sexo... no carne humana sin amor. Historias de esfuerzo, coraje y maduración... no de perversidad, sangre o venganza. Ejemplos de respeto y honestidad... no moralismos, manipulaciones y linchamientos. Publicidad de productos y servicios... no propaganda de ideas e ideologías. Noticias veraces... no circos de enajenación y control. Etc. Pero nada de esto ocurrirá, pues sólo los excrementos dan poder y dinero.

Desmontando la 'perdonología'

Imagen
"Calla y sigue obedeciendo" Una seguidora de Facebook nos comparte la siguiente frase "perdonológica": "Ellos [tus padres] también tuvieron una niñez de la cual no sanaron. Ellos no sabían lo que hacían contigo porque no tuvieron una experiencia de amor incondicional, aún así hicieron lo mejor que pudieron. No los culpes, ni los trates de cambiar. Ámalos como son, y ahora que ya eres consciente... ¡ROMPE EL CICLO! [no maltrates a tus hijos, etc.] ". Esta cita resume magistralmente todos los tópicos y engaños de la teoría del perdón "terapéutico", tal como ya hemos señalado otras veces (p. ej., aquí o aquí ). Pero podemos desmontarlos con detalle una vez más, punto por punto: • Ellos también tuvieron una niñez de la cual no sanaron... Cierto. • No sabían lo que hacían contigo... Depende. Algunas madres y padres maltratadores (autores de abusos sexuales, vi

Sobre el abuso sexual infantil

Imagen
El abuso sexual infantil puede ser muy dañino. Pero existe, en mi opinión, una histeria sociopolítica sobre el problema, ya que las secuelas emocionales del abuso dependen de numerosos factores: • la edad del niño al sufrirlos • la identidad del abusador o abusadores • la clase y número de abusos ocurridos • su grado de aceptación, rechazo o culpa • el grado de intimidación o violencia • la calidad del entorno familiar • la personalidad y neurosis del niño • el ambiente sociocultural En este sentido, ni el abuso sexual infantil ni sus consecuencias suelen ser independientes de la clase de crianza que sufren los niños. De hecho, en la práctica, no es fácil distinguir entre los daños causados por los abusos sexuales en sí, de los debidos a los demás factores familiares (desamor, negligencia, malos tratos, secretismos, etc.). Estas familias, por cierto, suelen usar como tapadera de sus errores la gran alarma socia

Puritanos del perdón

Imagen
Leo por ahí una cita de una famosa escritora de autoayuda que dice: "Si quieres entender más a tus padres, haz que hablen sobre su propia infancia; y si escuchas con compasión, aprenderás de dónde vienen sus miedos y patrones rígidos" .Y yo, recordando con afecto a mis pacientes, pienso al instante con irritación: "Por la misma regla de tres, si observas y escuchas a tus hijos con compasión, entenderás por qué lloran en sus terapias con la personalidad y la vida destrozadas ". Jamás aceptaré esa burla de que las víctimas deban "comprender" a sus padres destructivos (con la obvia intención de éstos de hacerse exculpar, perdonar, etc.), pero no al revés . Esto sólo es la coartada de los torturadores (y de sus cómplices y sucesores) para seguir destruyendo impunemente a sus hijos y, por tanto, al mundo. La psicoterapeuta Olga Pujadas interpreta magníficamente la desafortunada