Entradas

Mostrando entradas de julio, 2021

La diosa

Imagen
Una madre narcisista, neurótica, incluso psicótica o carente de la menor aptitud maternal, es sólo eso. Pero para su hijo pequeño es una diosa . Por ello, en el psiquismo profundo del ser humano pueden ocurrir muchas cosas. Por ejemplo: • si la madre deseaba una niña y trata a su niño como tal, éste se convertirá en "niña". • si la madre odia a los hombres (o mujeres), su niño (o niña) evitará asumir su respectivo sexo. • si la madre "adora" a su hijo o hija, éstos adquirirán la identidad de mamá y se volverán sus siervos. • si la madre los odia, domina o "devora", dañará su crecimiento. • si la madre los maltrata, consiente su maltrato o se deja maltratar por un tercero, lo mismo. • si la madre los ignora glacialmente, obtendrá almas frías y desvinculadas. • si la madre usa al hijo/a como novio, criado, amigo o psicólogo, sólo logrará ovejas dañadas. • si la madre es terrorífi

Envidia, admiración, celos

Pese a tratarse de sentimientos muy diferentes, suele darse una gran confusión entre la envidia, la admiración y los celos. He aquí, según mi experiencia, sus respectivas psicodinámicas: 1. Envidia . Puede ser consciente o inconsciente, grande o pequeña, etc., pero se trata de una asociación inconfundible de dolor y rabia/odio defensivos, contra las personas que reflejan nuestras carencias más agudas. La envidia es siempre patológica y muy corrosiva, tanto para el envidioso como para el envidiado. Se da especialmente en las personas más frustradas, dañadas o narcisistas. 2. Admiración. Es una dinámica de identificación e idealización frente a las personas que poseen más desarrolladas algunas cualidades que nosotros, parcial y/o inconscientemente, también poseemos. Esto convierte a aquéllas en modelos de imitación y aprendizaje. La admiración es motivadora y está relacionada con la capacidad de madurar y amar. 3. Cel

Hambre sexual

Imagen
Hace mucho tiempo, un paciente se me quejaba de que su mujer no era cariñosa, afectuosa, y mucho menos "sexual". Y un día me dijo: - No puedo quererla, si ella no me quiere físicamente. - ¿Se lo has dicho? -le dije. - Sí. - ¿Y qué te dijo? - Que ella "no puede quererme físicamente, si yo no la quiero". Dado que el amor físico (tacto, caricias, abrazos, placer sensorial) es, en nuestro desarrollo, previo a cualquier otra forma de amor; y como tal necesidad es también una dinámica del deseo sexual, el problema de mi paciente ofrecía varias interpretaciones: 1) Quizá sufría una profunda carencia/fijación infantil (materna, física, preverbal), que su esposa, o acaso ninguna mujer, podía satisfacer. 2) Quizá la esposa sufría algún conflicto o bloqueo en ese mismo nivel (u otros), de modo que no podía dar y/o recibir suficiente amor físico y sexual. 3) Quizá sucedían ambas cosas, rea

Cuando el psicópata es... el terapeuta

Imagen
En mi opinión, cualquier profesional que se atreva a  diagnosticar / estigmatizar a un niño de 5 años con la etiqueta de "psicópata", sin analizar a su familia ni mucho menos protegerlo de ésta, sólo está perpetuando el maltrato infantil y contribuyendo a la demolición de la Psicología. La Psicología está, por naturaleza, al servicio de los sufrientes que solicitan voluntariamente su ayuda. Pero algunos terapeutas, a sueldo de algunos clientes (y/o de la sociedad en general) se dedican a vender "diagnósticos" (de psicopatía u otros) sobre terceras personas (menores o adultas) que no han solicitado tal ayuda, ni la desean, ni a menudo -en el caso de los niños- la necesitan. Y esto supone, a mi entender, una profunda perversión ética de la Psicología. Cuando esta disciplina, en efecto, dejando de estar al servicio de la salud psicológica de quienes la piden, trabaja simple y mercenariamente para quienes

¿Curan los "gatitos"?

Imagen
Leo por ahí una opinión profesional: "Si controlas tu pensamiento, controlas tus emociones".  Lo que equivale a decir: "Si sufres por tus graves traumas emocionales, visualiza unos gatitos" . ¿Así? ¿Tan fácil? Parece que, tras la represión/maltrato de los padres, llega a veces la represión/maltrato de algunos terapeutas. Creo que todas las terapias basadas en el (supuesto) poder del pensamiento, el "todo es según te lo tomes", la infatigable "positividad", etc., derivan de la ignorancia o negación de lo inconsciente (es decir, lo no-consciente ). Y ¿quién puede dominar las emociones y conflictos que no conoce? Semejante absurdo voluntarista puede ser útil para pequeños problemas o como filosofía de vida, pero no para abordar las graves secuelas neuróticas de los grandes traumas y maltratos. Simplemente, no se puede extraer clavos con destornilladores. Si el pensamiento tuviese el más mínimo poder, el mu