Física y Psíquica

Si nos dan un golpe físico, a la herida resultante la llamamos daño, lesión, secuela del ataque.

Pero si nos dan muchos golpes psíquicos desde la infancia, con resultado de daños igualmente psíquicos (emocionales, neuróticos, conductuales), ¿por qué los consideramos "trastornos" o "patologías"?

Qué triste ese doble rasero al evaluar, según su naturaleza física o psíquica, los perjuicios de cualquier violencia. Qué profundo desprecio del corazón, de los sentimientos, del alma humana.