Vínculo y terapia

Creo que la buena psicoterapia es, en el fondo, un proceso de recrianza. Porque lo que algunas personas dañaron sólo otras personas podrán ayudar a repararlo.

No son los métodos los que curan, sino los vínculos cliente-terapeuta. Son los lazos de la víctima con el terapeuta, cuyo "Pecho Bueno" reemplaza en parte al "Pecho Tóxico" interiorizado por aquélla, los que irán reparando el alma del neurótico. Pues le transfieren amor, consciencia, autoestima, fuerza.

Es una especie de bypass psicoafectivo hacia un futuro mejor.