Sobre el narcisismo

El narcisismo es una defensa contra el propio vacío, convertida en modo de ser. Es una estrategia adaptativa. Una forma de supervivencia. 

Como el narciso/a no sabe amar, domina. Inconscientemente aterrado, debe elegir entre "tú o yo"; y elige "yo" porque sus experiencias tempranas con el "tú" (la madre, la familia) fueron nulas o nefastas.

Así se convirtió en ese cascarón egocéntrico, desvinculado y a veces depredador que, según sus distintas formas y grados, solemos llamar neurótico, sociópata, psicótico, etc.

De ahí la crucial necesidad de no maltratar a los niños.